Entradas populares

jueves, 30 de octubre de 2014

Posterga tus preocupaciones


 

Cuentan que un día, en una comarca, mientras se realizaba una fiesta, al rey le saltó un botón de su saco, producto de lo mucho que estaba comiendo y bebiendo. 

Como era la costumbre de la época, buscó echarle la culpa al sastre que se lo había cosido y por ende lo mandó encarcelar sentenciándolo  a una muerte cercana.


El pobre sastre en medio de su desesperación recordó que ese mismo día le habían regalado un burro al rey y le ofreció hacerle hablar en un año a cambio de su libertad. 


Al rey le pareció gracioso tener en su reino un burro que hable y aceptó el desafío del sastre.
Cuando este volvió a su casa su mujer lo interpeló diciendo:Cómo le has prometido eso al rey si tú no sabes cómo hacer hablar a un burro.


Querida mía, contestó el sastre, dentro de un año no sé  que será de mi, ni del rey y mucho menos del burro.
Comamos hoy nuestra cena en paz. 


Tenemos un año para ver que hacemos.



Hay dos tipos de preocupaciones:
Las que dependen de nosotros y las otras.
No debemos perder el tiempo
con las las segundas!!
Duke Ellington


Tomado de: Conversando con un coach, de Patricia Hasuel

No hay comentarios:

Publicar un comentario